Síntomas

Los cuatro primeros síntomas son los clásicos, sin embargo, existen más:

  • Sed 
  • Orina frecuente
  • Presencia de azúcar en la orina
  • Hambre excesiva
  • Pérdida de peso repentina
  • Visión borrosa
  • Fatiga
  • Heridas que tardan mucho en cicatrizar
  • Hormigueo, entumecimiento en los pies
  • Picazón en la piel
  • Infecciones urinarias
  • Pérdida de conciencia

Nota importante:

El contenido de esta página web no pretende sustituir el diagnóstico, tratamiento y/o las recomendaciones del profesional médico sanitario.

Este sitio utiliza cookies. Si hace clic en aceptar cookies, todas las cookies se escribirán. Por favor revise nuestra política de uso de cookies y configúrelas para su experiencia.