Técnicas de inyección apropiadas


Técnica de inyección con pellizco

Los escáneres (TAC) y resonancias magnéticas (RM) han demostrado que el método de coger un pellizco aumenta las probabilidades de inyecciones subcutáneas al engrosar la profundidad del tejido subcutáneo.

Un pellizco correcto es el que se realiza con los dedos índice, corazón y pulgar, cogiendo la dermis y el tejido subcutáneo sin tocar el músculo.

El pellizco se debe soltar después de sacar la aguja. Si suelta el pellizco demasiado pronto, puede producirse una inyección intramuscular.

 

Aunque el riesgo de producirse una inyección intramuscular se reduce aplicando la técnica de coger un pellizco, este riesgo no se elimina del todo, especialmente, en niños y ciertos adultos. En estos casos, se recomienda utilizar una aguja corta.

 

 

Ángulo de inyección

Las inyecciones en ángulo de 45º pueden reducir el riesgo de inyecciones intramusculares.

Se recomienda que todas las inyecciones con aguja de 12,7 mm y sin pellizco sean dadas a 45º, excepto si se ponen en las nalgas donde el tejido subcutáneo es abundante, incluso en niños y adultos muy delgados.

En algunos casos, donde el riesgo de inyecciones intramusculares es particularmente alto, se recomienda aplicar la técnica de coger un pellizco e inyectar en ángulo de 45º.

 

 

 



Nota importante: El contenido de esta página web no pretende sustituir el diagnóstico, tratamiento y/o las recomendaciones del profesional médico sanitario.

Mientras no se especifique lo contrario, BD, BD Logo y todas las demás marcas comerciales son de la propiedad de Becton, Dickinson and Company. © 2014 BD