Riesgos relacionados con la reutilización de las agujas


La reutilización de las agujas no ofrece ningún beneficio real a aquellos pacientes, que por comodidad, hábito o razones económicas, reutilizan las agujas. Por el contrario, esta práctica puede afectar el control de la glucemia y representar un serio riesgo en la salud del paciente.

Por lo tanto, es importante valorar cuidadosamente las consecuencias cuando se considera la posibilidad de reutilizar productos de un solo uso .

En el ámbito hospitalario, el reciclaje y reutilización de dispositivos de un solo uso conlleva riesgos de contagios y, además, compromete el buen funcionamiento y seguridad de los productos.

En casa, aunque el riesgo de contagio sea más limitado, la reutilización de agujas se asocia con riesgos tales como:

  • Dolor en la inyección con el fin de reducir el malestar ocasionado por la inyección, se han desarrollado agujas de insulina más finas, cortas y afiladas. Sin embargo, la reutilización puede tener efectos sobre el funcionamiento y seguridad de estas agujas debido a:
    * Eliminación del lubricante, principal responsable de inyecciones indoloras o casi indoloras.
    * Daño a la punta de la aguja, estos daños pueden ir desde un leve doblamiento hasta que la punta adquiera forma de gancho.
  • Microtrauma con la reutilización, la punta de la aguja puede doblarse hasta adoptar la forma de un gancho, siendo la causa de sangrado y laceración del tejido en las zonas de inyección cuando se saca la aguja de la piel. Hay evidencia de que los microtraumas inciden en el desarrollo de lipodistrofias.

  • Doblamiento o rotura de agujas la reutilización puede causar el doblamiento de la punta de la aguja, daño que normalmente resulta inapreciable a simple vista. 

    Este daño se inicia desde el mismo comienzo con los numerosos pasos dados en la reutilización: descubrir y volver a tapar la aguja con su capuchón o el de la pulma, así como la punción repetida en la piel.

    Este daño inicial a la punta de la aguja, demanda gradualmente el uso de mayor fuerza para la punción de la piel y puede ser el origen del doblamiento de la aguja.

    Las consecuencias de daños micro y macroscópicos pueden variar desde los pequeños fragmentos de metal depositados en las zonas de inyección, a la completa rotura de la aguja.

    En el caso de una rotura total, puede que se haga necesaria la intervención quirúrgica.

    Sin embargo, no siempre es posible o apropiado extraer los fragmentos de agujas. Se desconocen las consecuencias médicas a largo plazo del cúmulo de metal depositado en el cuerpo debido a las roturas de las puntas de las agujas.
  • Obstrucción de agujas algunos pacientes dejan la aguja puesta en su pluma de insulina para volver a utilizarla en la siguiente inyección. Sin embargo, cuando dejan la aguja puesta en la pluma, la insulina que queda en la aguja entre inyecciones puede cristalizarse y crear bloqueo, haciendo imposible dispensar insulina en la siguiente inyección.

    La forma más segura de evitar este problema es quitando la aguja después de cada inyección y colocando una nueva en el momento justo de volver a inyectarse.
  • Exactitud de las dosis mantener la aguja puesta en la pluma entre inyecciones abre una vía para el paso de la insulina, permitiendo que esta gotee del cartucho y/o permita la entrada de aire.

    El goteo de insulina y entrada de aire en el cartucho pueden tener consecuencias tanto en la relativa concentración de los cartuchos de insulina NPH y premezclada, así como en la dosis total inyectada.
  • Un solo uso este símbolo significa un solo uso según los estándares europeos EN980.

    Es parte del etiquetado de los envases que contienen productos estériles de un solo uso como las jeringas o agujas para plumas de insulina.

    Las jeringas de insulina y las plumas de insulina son dispositivos de grado médico de un solo uso, y que como tales están concebidos para usarlos una sola vez. Consecuentemente, cualquiera que recicle o reutilice un dispositivo de un solo uso producido por el fabricante para ser utilizado una única vez, soportará la total responsabilidad de su seguridad y eficacia.

 



Nota importante: El contenido de esta página web no pretende sustituir el diagnóstico, tratamiento y/o las recomendaciones del profesional médico sanitario.

Mientras no se especifique lo contrario, BD, BD Logo y todas las demás marcas comerciales son de la propiedad de Becton, Dickinson and Company. © 2014 BD