COLABORACIÓN DE LOS SECTORES PÚBLICO Y PRIVADO PARA HACER FRENTE A LA RESISTENCIA ANTIMICROBIANA

Los antimicrobianos —fármacos que matan a bacterias infecciosas, virus, parásitos y hongos— son un pilar de la medicina moderna. Su descubrimiento revolucionó la asistencia sanitaria. Sin embargo, el desarrollo limitado de nuevos medicamentos, décadas de uso obsoleto en humanos y la aplicación de estos productos en la agricultura han hecho que aumente el número de microbios resistentes a estos fármacos que salvan vidas.

Durante la reciente Asamblea General de las Naciones Unidas que tuvo lugar en Nueva York, los líderes mundiales dedicaron un día completo a una reunión de alto nivel sobre la resistencia antimicrobiana, mostrando una preocupación sin precedentes por frenar la propagación de infecciones resistentes a fármacos antimicrobianos. Ban Ki-moon, secretario general de las Naciones Unidas y ponente en la reunión, afirmó que la resistencia antimicrobiana supone «a largo plazo una amenaza grave para la salud y para el desarrollo y la producción sostenible de alimentos».

El 21 de septiembre, el mismo día de la reunión de alto nivel de la ONU sobre la RAM, BD participó en la organización de un desayuno también en torno a la RAM en las Naciones Unidas. A este evento asistieron miembros de ONUSIDA, la Oficina del Enviado Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la Malaria y la Salud en la Agenda 2030, la Oficina del Enviado Especial de las Naciones Unidas para la Tuberculosis, miembros de la comisión Review on Antimicrobial Resistance (con sede en el Reino Unido) y miembros de la Misión del Reino Unido ante las Naciones Unidas. La organización del evento fue a cargo de un equipo RAM interempresarial recientemente formado por BD, que trabajó conjuntamente con las organizaciones mencionadas.


Gary Cohen, vicepresidente ejecutivo y presidente de Desarrollo y Salud Globales de BD, inauguró el evento de la ONU. Entre los ponentes y oradores presentes en el evento se encontraban nombres de primer nivel relacionados con la RAM a nivel mundial. Entre los ponentes, y de izquierda a derecha en las fotografías, estaban la catedrática Sally Claire Davies, directora general de Salud en el Reino Unido; Lord Jim O'Neill, presidente de AMR Review y Secretario Comercial del Tesoro del Reino Unido; el doctor Thomas Frieden, director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, y el sr. Yasuhisa Shiozaki, ministro de Salud y Bienestar de Japón (sin fotografía).

Professor Dame Sally Claire Davies, Chief Medical Officer, England

Catedrática Sally Claire Davies

Lord Jim O’Neill, Chair of the AMR Review and U.K. Commercial Secretary to the Treasury

Lord Jim O’Neill

Dr. Thomas Frieden, Director, U.S. Centers for Disease Control and Prevention

Dr. Thomas Frieden

Además de estos ponentes, Renuka Gadde, vicepresidenta de Salud Global de BD, reunió y moderó a un distinguido grupo de expertos en RAM: el sr. Andrew Fish, director ejecutivo de AdvaMedDx; la doctora Rosanna Peeling, catedrática y presidenta de Investigación sobre Diagnóstico en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (LSHTM por sus siglas en inglés), y directora del Centro de Diagnóstico Internacional (IDC por sus siglas en inglés); el doctor Ramanan Laxminarayn, director y alto miembro del Centro para la Dinámica, Economía y Política sobre Enfermedades; el doctor Dennis Dixon, responsable de Bacteriología y Micología del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas del NIH, y el doctor John Nkengasong, director adjunto principal (en funciones) del Centro de Salud Global y de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC).

Por su posición estratégica, BD desempeña un rol activo en este desafío global y puede contribuir en tres áreas específicas:

  • Control y prevención de infecciones en el entorno sanitario
  • Pruebas de diagnóstico para respaldar un diagnóstico exacto y la decisión del tratamiento más efectivo
  • Control e informes sobre resistencia y el uso adecuado de los antimicrobianos

El informe final de Review on Antimicrobial Resistance, presidido por Lord O’Neill y recientemente publicado, proyecta un aumento masivo de la mortalidad en todo el mundo debido a esta amenaza para la salud pública y habla de casi 10 millones de muertes anuales en el 2050 si no se toman medidas. Este hecho podría ir acompañado de una pérdida de 100 billones de dólares en la productividad económica mundial entre el momento presente y 2050. Evidentemente, se trata de un riesgo grave para la salud que afecta globalmente al norte y al sur y que supone uno de los principales retos de desarrollo a nivel mundial.

El propio entorno sanitario se ha convertido en un punto de propagación de la resistencia antimicrobiana. Las mejoras en las prácticas clínicas y de laboratorio, combinadas con una implantación y un uso eficaces de la tecnología médica, pueden ayudar a garantizar que los antimicrobianos se usen adecuadamente para reducir tanto el riesgo para los pacientes como los costes asociados a la resistencia.

El alcance masivo de este reto requiere combinar recursos y esfuerzos de los sectores público y privado para poder detener y revertir la creciente resistencia a los fármacos.

Renuka Gadde, vicepresidenta de Salud Global de BD, afirmó que «la RAM no tiene una única solución y los retos que presenta no se pueden salvar con varios jugadores trabajando colectivamente en una agenda RAM común».