LAS TECNOLOGÍAS EXPONENCIALES AYUDAN A FORJAR EL FUTURO

La ley de Moore, una observación formulada en un artículo de 1965 escrito por Gordon Moore, cofundador de Intel™, sugería que el número de semiconductores —los componentes básicos de la tecnología— se duplicaría anualmente mientras su coste se reduciría a la mitad. A día de hoy, se ha demostrado la exactitud de esta predicción y se espera que lleve a un cambio fundamental en la relación entre la inteligencia orgánica y la inteligencia artificial (IA), a menudo referida como «The Singularity» (La singularidad).

El año pasado BD colaboró con la Singularity University como miembro de su programa corporativo de laboratorios (SU Labs). Esta institución, ubicada en el corazón de Silicon Valley, es una sociedad sin ánimo de lucro que ofrece programas educativos y colaboraciones innovadoras para que los participantes entiendan cómo funcionan las tecnologías exponenciales y puedan convertir la ciencia ficción en ciencia realidad.

BD, coordinada por su Centro de Tecnología e Innovación para Empresas, ubicado en el Research Triangle Park de Carolina del Norte (EE. UU.), ha trabajado con la comunidad innovadora de los laboratorios de la Singularity University para crear equipos que diseñen soluciones sostenibles de asistencia sanitaria. Los primeros equipos de proyectos de innovación surgidos de esta colaboración están dedicados a tratar los desafíos más significativos que presenta la asistencia sanitaria mediante tecnologías como la inteligencia artificial, la impresión en 3D, la realidad virtual, la robótica y la inteligencia de datos.

Rebecca Heinrich, emprendedora residente, y Al Lauritano, director de Asociaciones de Tecnología Estratégica, ambos de BD, lideran el proyecto. Rebecca afirma que «el objetivo de la colaboración entre BD y la Singularity University es utilizar esta plataforma para lanzar nuevas oportunidades de negocio y empresas emergentes que se beneficiarán de las tecnologías emergentes en las que la SU es especialista». Por su parte, para Al «BD tiene un gran conocimiento sobre los grandes retos que presenta la asistencia sanitaria, y las tecnologías exponenciales van a proporcionarnos la mejor manera de resolverlos globalmente».

Una de las participantes patrocinadas por BD es Jocelyn Wang, una candidata a MD/MBA de la Universidad de Carolina del Norte Chapel Hill que ha pasado su periodo de prácticas estival trabajando con el equipo de BD establecido en la SU. «Las personas que he conocido y con las que he trabajado este verano son realmente audaces. Piensan de manera novedosa y han dedicado mucho tiempo a su trabajo. Conocer a estas mentes prodigiosas y ver cómo procesan las ideas ha sido una experiencia gratificante e inspiradora».

A día de hoy, Gordon Moore aún participa en la empresa que cofundó y su pragmatismo inspira al equipo de BD en la búsqueda de aplicaciones prácticas para las tecnologías de vanguardia de la SU.