BD BD Worldwide  |  Privacidad  |  Términos y condiciones  |  Aviso de Privacidad de Protección de Datos Personales
MexicoMéxico
Cuidados para la diabetes homeCENTRO DE APRENDIZAJEPRODUCTOS BD
[spacer image]




 
Cómo inyectar un gato

Empezando con insulina

En gatos, la terapia con insulina a menudo se inicia con insulina humana, dos veces al día con los tiempos de comida. Por ejemplo, puedes inyectar y alimentar al gato cuando tomes tu desayuno y de nuevo a la hora de la cena. Si estos tiempos varían un poco de día a día, está bien. Los veterinarios suelen preferir  iniciar con dosis pequeñas de insulina y hacer ajustes a la alza poco a poco, si es necesario.

Generalmente no se recomienda inyectar la insulina una vez al día, porque es difícil regular su glucosa con una sola inyección diaria. La terapia una vez al día sólo se utiliza cuando un propietario no es capaz de dar al gato dos inyecciones diarias, o cuando la insulina continúa trabajando en el cuerpo del gato durante 24 horas.

Es mejor inyectar al gato inmediatamente después de que ha comido. Sólo si el gato  no comió todos sus alimentos, puedes reducir la dosis de insulina a la mitad. Además, si el gato vomitó la comida, sólo debes aplicar la mitad de la dosis de insulina. Si el gato tiene la tendencia a vomitar, espera 15-30 minutos después de que comió antes de aplicarle la insulina.

Sólo puedes dejar de aplicar las inyecciones de insulina si el veterinario te lo indica. Si el gato se niega a comer dos comidas llama al veterinario para que te asesore.

Regulación inicial de glucosa en sangre

Cuando el gato comienza la terapia con insulina, probablemente el veterinario ajustará la dosis de insulina con frecuencia, en incrementos de aproximadamente 1/2 unidad a unidad 1, hasta que el gato logre estar bien controlado. Estos ajustes se basan en el peso del gato y los signos clínicos de la diabetes tales como la sed y la micción, así como los resultados de las pruebas realizadas por el veterinario.

La presencia de glucosa en la orina, mucha sed y orinar con frecuencia podría indicar que la dosis de insulina que le están aplicando es muy baja. Por otra parte, constantemente lecturas de glucosa en la orina negativo puede significar que su gato está recibiendo demasiada insulina. Si piensas que tu gato necesita ajustes en su dosis de insulina, llama al veterinario. No trates de cambiar la dosis de insulina por tu cuenta.

A medida que el gato ya no presentes bajos niveles de glucosa en sangre, durante la fase inicial de control el veterinario pueden preferir hacer pequeños cambios en la dosis de insulina. Esto permite que el cuerpo del gato se acostumbre a cada nuevo nivel de insulina. No puedes saber si una dosis de insulina está trabajando hasta después de una semana, ya que las hormonas del gato se han estabilizado. Si tu gato ha tenido diabetes durante varios meses o años, trata de ser paciente y mientras el gato logra bajar los niveles de glucosa en la sangre.

Consejos para la inyección de insulina

  • Pasa todo el tiempo que necesites con el veterinario, hasta que estés seguro de entender como y cuándo debes aplicarle a tu gato insulina. Para un repaso, mira nuestro tutorial de foto: cómo inyectar la insulina con su gato.
  • No es necesario o deseable para ti intentar mantener la glucosa en la sangre del gato en niveles “normales” de 80-120 mg/dL. Esto pone a tu mascota en el riesgo de hipoglucemia (glucosa en sangre muy bajo).
  • Los gatos con diabetes pueden experimentar grandes fluctuaciones en los niveles de glucosa día a día, incluso si sus alimentos e insulina se mantienen constante. Esta es la razón por la que el veterinario puede tardar varios meses para afinar la dosis de insulina de tu gato.1
  • Es mejor inyectar la insulina inmediatamente después de que el gato comio. Si el gato comió poco, vomito o no comió, el veterinario puede sugerirte que disminuir la dosis de insulina a la mitad. Nunca te saltes la dosis de insulina por completo, pero seguir el consejo del veterinario. Si tu mascota no come para dos comidas, llama al veterinario antes de la inyección de insulina.
  • Si inyectas al gato dos veces al día, tratar de aplicarle la insulina a la misma hora cada día, como el desayuno y la cena. Sin embargo, si estos tiempos varían de vez en cuando por 30 a 60 minutos, probablemente no importa. Su mascota estará probablemente bien.
  • Si no estás seguro de aplicarle insulina llama al veterinario para que te asesore.
  • La insulina fría duele. No saques la insulina de la nevera e inyectes la insulina de inmediato a tu mascota. Deja a la insulina a temperatura ambiente. Esto puede tomar alrededor de una hora.


[spacer image]
[spacer image]