BD BD Worldwide  |  Privacidad  |  Términos y condiciones  |  Aviso de Privacidad de Protección de Datos Personales
MexicoMéxico
Cuidados para la diabetes homeCENTRO DE APRENDIZAJEPRODUCTOS BD
[spacer image]




 
¿Cómo inyectar la insulina a tu perro?

En perros, la terapia con insulina a menudo se inicia con insulina NPH. A estos perros se recomienda alimentarlos dos veces al día. Se administra una inyección de insulina en cada comida.

El veterinario podrá ajustar la dosis de insulina poco a poco durante varias semanas, hasta que el perro este bien controlado. Estos ajustes se basan en el peso del perro y los signos clínicos de la diabetes tales como la sed y la orinar mucho.

Para ayudar a ajustar la terapia con insulina, el veterinario podrá medir la glucosa en orina, glucosa en sangre en ayuno, fructosamina, hemoglobina glucosilada (A1c igual a la prueba que se usa en las personas) o crear una curva de glucosa en la sangre. Todas estas pruebas no son indispensables para todos los perros, cada caso es diferente.

Es importante vigilar al perro un par de semanas después de un cambio de dosis de insulina. Esto es así porque el organismo del perro necesita un par de semanas para adaptarse al nuevo nivel de insulina. No puedes saber si un ajuste de la insulina está trabajando adecuadamente hasta después de varias semanas. Trata de ser paciente y permitir que tu mascota se adapte a niveles más bajos de glucosa en la sangre.

Consejos para la inyección de insulina

  • Toma el tiempo que requieras para aprender todo lo necesario, hasta que te asegures de que sabes cómo y cuándo aplicar correctamente la insulina a tu perro.
  • No es necesario o conveniente intentar mantener la glucosa en la sangre de tu perro en niveles "normales" de 80-120 mg/dL. Esto pone a tu mascota en el riesgo de hipoglucemia (glucosa en sangre muy bajo).
  • Los perros con diabetes pueden experimentar día a día grandes variaciones de los niveles de glucosa, incluso si sus alimentos e insulina se mantienen constantes. Esta es la razón por la que puede tardar varios meses para que el
  • veterinario logre encontrar la dosis de insulina adecuada para el perro1.
  • Es mejor inyectar la insulina inmediatamente después de que el perro ha comido. Si el perro comió menos, vómito o no comio, el veterinario puede sugerirte disminuir la dosis de insulina a la mitad. Nunca dejes de  aplicarle la insulina por completo, sigue el consejo de tu veterinario. Si tu mascota no come dos comidas seguidas, llama a tu veterinario antes de inyectarle insulina.
  • Si inyectas al perro dos veces al día, tratar de aplicársela a la misma hora cada día, puede ser en el desayuno y la cena. Sin embargo, si estos tiempos varían de vez en cuando por 30 a 60 minutos, probablemente no importa. Tu mascota estará probablemente bien.
  • Si no estás seguro de que debas inyectarle la insulina, llama al veterinario para obtener asesoramiento.
  • La insulina fría duele. Saca la insulina del refrigerador por lo menos una hora antes inyectarla para evitar molestias.
  • Siempre consiente a tu perro o dale una recompensa después de la inyección, de modo que asocie la terapia con insulina con una experiencia agradable.

1.  Evaluation of day-to-day variability of serial blood glucose concentration curves in diabetic dogs. Linda M. Fleeman, BVSc, and Jacquie S. Rand, BVSc, DVSc, DACVIM



[spacer image]
[spacer image]