BD BD Worldwide  |  Privacidad  |  Términos y condiciones  |  Aviso de Privacidad de Protección de Datos Personales
MexicoMéxico
Cuidados para la diabetes homeCENTRO DE APRENDIZAJEPRODUCTOS BD
[spacer image]




 
La diabetes y el ciclo menstrual

Existen diferentes factores que afectan nuestros niveles de glucosa en sangre, como la actividad física, el estrés, la alimentación, entre otros.  Una de las cosas que también puede influir en la concentración del azúcar en la sangre son las hormonas que regulan el período menstrual.

Este ciclo implica cambios hormonales que preparan al cuerpo de la mujer para la fecundación. Todas estas subidas y bajas hormonales causan alteraciones que pueden desembocar en el aumento o disminución de las necesidades de insulina.

Tanto las mujeres con diabetes tipo 1 como con tipo 2, pueden experimentar un aumento en la concentración de glucosa en sangre la semana anterior a la menstruación, justo después de la ovulación y presentar bajas de azúcar al inicio del periodo. Las responsables de estas dificultades para controlar la glucosa son las hormonas estrógenos y progesterona.

¿Qué pasa en el ciclo menstrual?

Durante la primera mitad de cada ciclo, los niveles de estas hormonas son relativamente bajos, pero en la segunda parte del ciclo, después de la ovulación, los niveles de estrógenos y progesterona aumentan, para preparar a las paredes del útero para la implantación del óvulo fecundado. Si no hay fertilización, el ovario deja de producir estas hormonas y este cambio brusco provoca el desprendimiento de la capa que cubre al útero, esto es lo que se conoce como menstruación, este período usualmente dura de tres a cinco días, pero algunos de dos a siete lo cual es normal.

El papel de las hormonas en la concentración de glucosa en sangre

Los estrógenos generalmente hacen a las células más sensibles a la acción de la insulina. Por lo tanto, cuando la cantidad de estrógenos aumenta, el nivel de azúcar en sangre tiende a disminuir. En el caso de la progesterona, provoca que a las células les sea más difícil utilizar a la insulina, por lo tanto cuando aumentan las concentraciones de esta hormona, los niveles de azúcar en la sangre también se pueden subir.

La producción tanto de estrógenos como de progesterona varía a través del ciclo menstrual y no siempre ocurre al mismo tiempo o en el mismo grado. Estos cambios tienden a ser más notorios o dramáticos en las mujeres con síndrome premenstrual (SPM), este trastorno ocurre en algunas mujeres aproximadamente una semana antes de la menstruación y se caracteriza  por una serie de síntomas típicos (Ver cuadro1).

 

Cuadro 1. Síntomas de  Síndrome Premenstrual (SPM)

  • Cambios en el estado de ánimo,
  • Dolor en los senos,
  • Distensión abdominal
  • Cansancio
  • Deseos intensos por determinados alimentos
  • Falta de concentración

 

Creo que tengo SPM,  ¿qué puedo hacer?

 Si sospechas que tus niveles de glucosa pueden estar afectados por el SPM, puedes intentar reducir los síntomas haciendo lo siguiente:

  •  Mantén un horario de comidas regular,
  • Limita el uso de sal (la sal contribuye a la hinchazón general),
  • Come más alimentos ricos en calcio, magnesio y vitamina D ( lácteos, sardinas, higos, tortilla y frutos secos), diversas investigaciones muestran que
  • Disminuye la ingesta de bebidas alcohólicas, chocolate, café y refrescos de cola,
  • Haz ejercicio con regularidad, esto te ayudará a reducir los cambios de ánimo y el aumento de peso.

La menstruación y la alimentación

Como sabes la alimentación es una parte importante en el control de tu glucosa. Todos estos cambios hormonales pueden provocar  que experimentes más hambre y antojo por alimentos ricos en carbohidratos y grasas que pueden contribuir a los cambios de tus niveles de glucosa en sangre.  El caer en la tentación de comer los alimentos puede hacer también menos fácil el control de la glucosa. Para atacar estos antojos puedes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Consume alimentos ricos en fibra, que producen una mayor sensación de saciedad.
  • Ten en el refrigerador gelatinas sin azúcar elaboradas  a base de agua.
  • Mantén los alimentos “peligrosos” lejos de tu alcance

Ajuste de la dosis de insulina

Si tienes diabetes tipo 1, tu médico puede recomendarte aumento de insulina a través de un ajuste de la insulina de acción intermedia (NPH) o de acción prolongada (Glargina o Detemir) o más tarde en la noche en diferentes puntos de tu ciclo menstrual a fin de mantener estables los niveles de glucosa en la sangre. Sin embargo, cada caso es diferente y sólo un médico te puede aconsejar sobre los ajustes de insulina.


Para las mujeres con diabetes tipo 2, se recomienda que el ejercicio regular se mantenga en estos tiempos a fin de reducir el nivel de glucosa en la sangre de insulina si no se toman medidas como parte del manejo de la diabetes. El ejercicio regular también puede reducir algunos de los síntomas del síndrome premenstrual, tales como mal humor, hinchazón, retención de agua y alimentos antojos.

Importancia del monitoreo

Para saber manejar adecuadamente las variaciones de glucosa causadas por cambios hormonales es necesario que realices el auto monitoreo con mayor frecuencia, anota los síntomas que presentas antes de la menstruación como distensión abdominal, irritabilidad, fatiga, cólicos, aumento de peso o intensos antojos,  registra también el día en que empieza tu período y el día en que termina. Busca patrones en los niveles de glucosa, especialmente una semana antes de su periodo.

Si los niveles de azúcar en la sangre son mayores de lo normal antes de tu periodo, es posible que requieras un ajuste en la dosis de insulina o medicamento, platica con tu médico respecto a aumentar gradualmente la dosis de insulina  para coincidir  con los días en que se eleva el azúcar en la sangre. Recuerda cualquier cambio en la dosis del  medicamento necesita hacerse bajo la guía del médico, tendrás que regresar a la dosis habitual de insulina o medicamento uno o dos días después de la menstruación.  Otras estrategias para ayudar a contrarrestar un aumento temporal de glucosa incluyen aumentar el ejercicio y modificar el plan de alimentación.

Si tus niveles de glucosa en la sangre son menores de lo normal antes de tu período, puedes hablar con tu médico respecto de ajustar la dosis de medicamento o insulina- en este caso, disminuirla- unos días antes de que empiece su período. Las alternativas a modificar la dosis de medicamento incluyen reducir, pero no eliminar la cantidad de ejercicio y aumentar el consumo de alimentos, pero sin abusar.

 


DATO INTERESANTE:

En un extenso trabajo epidemiológico realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard, Boston, y publicado en la revista JAMA en su número del 21 de noviembre de 2001, se llega a la conclusión de que los ciclos menstruales largos e irregulares, pueden ser considerados como marcadores del riesgo de padecer una diabetes tipo 2.

 

BIBLIOGRAFIA

  • Collazo-Clavell, M. Guía de la Clínica Mayo sobre tratamiento de la diabetes. Plaza & Janes. México , D.F. 2002. Pp.167-169.
  • Beaser R & Hill J. Manual Joslin para la diabetes. Simon & Schuster. EUA. 1995. Pp.207
  • Bertone-Johnson A, Hankinson SE, et.al. Calcium and Vitamin DIntake and risk of incident premenstrual síndrome. Arc Intern Med. 2005; 1246-1252.
  • Lentz GM.Primary and Secondary Dysmenorrhea, Premenstrual Síndrome, and Premenstrual Dysphoric Disorder: Etiology, Diagnosis, Management. In: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM. Comprehensive Gynecology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2007: Chap.36


[spacer image]
[spacer image]