UNA NUEVA FORMA DE TRABAJAR A DISTANCIA

Han pasado tres años desde el terremoto que devastó Haití, y sigue existiendo una frágil infraestructura en la mayoría de las regiones del país. Aunque mucha gente sigue sin tener acceso a centros sanitarios, se están haciendo progresos.

vsthaiti_image1 Durante tres semanas, el pasado mes de mayo, un equipo de 15 empleados de BD, procedentes de Montreal, Nairobi u Oxford, abandonó sus actividades diarias y viajó a cinco ciudades diferentes de Haití con la intención de lograr un impacto a largo plazo en la población. Dejaron a un lado su dependencia del correo electrónico y los teléfonos móviles para remangarse junto a un socio de confianza de BD, Heart to Heart International.

Michael Zabetakis de Baltimore (Maryland) y el equipo de construcción están en la región sureste de Leogane, el epicentro del terremoto de magnitud 7,0 de 2010, trabajando en la construcción de una nueva clínica.

En el oeste, en Fondwa, donde las mulas siguen siendo el transporte local y donde el cólera, la malaria, las complicaciones cutáneas o cardiacas son enfermedades a las que hacer frente, la enfermera del equipo, Kelly Altman, de Pont de Claix (Francia), atiende a los niños hablándoles en su idioma natal.

vsthaiti_image2 En Cabo Haitiano, al norte, Diriye Hassan Abdi de Nairobi, junto con los formadores de laboratorio de BD, visita los laboratorios para evaluarlos según los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este equipo de viaje para servicios de voluntariado de BD (VST, por sus siglas en inglés) se seleccionó especialmente de forma que no solo se aprovechara su experiencia con BD, sino que cubriera también ciertos puestos necesarios en Heart to Heart. Desde formadores de técnicos de laboratorio y profesionales sanitarios hasta expertos en instalaciones/construcción y especialistas en comunicaciones, los conocimientos son diversos, ofrecidos a demanda y de buen grado por los voluntarios de BD.

vsthaiti_image3 Al final del viaje, con sus compañeros de Heart to Heart, el equipo VST de BD habrá recorrido más de 1500 km por Haití para construir y reconstruir clínicas, instruir a los cuidadores locales en las mejores prácticas para la obtención de muestras y la atención materno-fetal y, lo que es más importante, dar tratamiento a los que lo necesitan.

Vicky Ouimette, una especialista en seguridad de nivel IV de Montreal, notó la diferencia que supuso su ayuda como miembro del equipo VST. Según manifiesta, «considero que es solo el principio de otro proyecto completo en torno a una mayor formación y educación para mejorar los resultados en salud de mujeres y niños en el sureste de Haití. Tengo previsto volver . . . sin ninguna duda.»