COLABORACIÓN PARA CONSEGUIR INYECCIONES MÁS SEGURAS

En 2002, Evelyn McKnight, una especialista en audiología de Fremont (Nebraska), se estaba preparando para recibir quimioterapia debido a un cáncer de mama recurrente cuando dio positivo en una prueba de hepatitis C. Una investigación reveló que los profesionales sanitarios de la clínica oncológica en cuestión habían reutilizado las jeringas y que había otras 98 personas más infectadas.

Según afirma Evelyn: «Mi marido y yo nos quedamos atónitos, aún a día de hoy, cuesta trabajo creer que se reutilicen las jeringas y otros materiales médicos baratos».

El brote fue devastador para Evelyn y para su familia, y fue mucho más allá de los costes físicos y económicos. Asimismo, la reputación de la institución sanitaria se vio gravemente perjudicada. «Esto también hizo que cambiara nuestra percepción de los valores», declara Evelyn. «Empezamos a preguntarnos si podíamos confiar en el sistema sanitario que cuida de nosotros».

honoreform_logo Para evitar que esto pudiera pasarle a otras personas, Evelyn y su marido, el Dr. Tom McKnight, fundaron la HONOReform (Hepatitis Outbreaks' National Organization for Reform [Organización Nacional para la Reforma de los Brotes de Hepatitis]). Además, Evelyn es coautora de un libro sobre su experiencia titulado A Never Event

En 2009, BD, defensor desde hacía tiempo de la seguridad en las inyecciones, trabajó con HONOReform y terceras partes interesadas para formar la Safe Injection Practices Coalition (Asociación para Prácticas de Inyección Seguras), que está encabezada por los Centers for Disease Control and Prevention (CCD, Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE. UU.). honoreform_oneandonlyCon el apoyo de BD, de la Fundación CDC y de otras instituciones, la Asociación elaboró la Campaña única y definitiva para formar a los profesionales sanitarios en la práctica segura en los procesos de inyección y para documentar a los pacientes para que puedan hablar sin reservas sobre las prácticas seguras de inyección desde su punto de vista.

Según señala Evelyn: «Estamos encantados de colaborar con BD, pues es un líder fuerte en materia de seguridad». Steve Langan, director ejecutivo de HONOReform, se muestra de acuerdo e indica: «Creemos en los valores de BD, sabemos que lo primero son las necesidades de la comunidad de pacientes».

«BD y HONOReform respaldan numerosas soluciones que se encuentran actualmente disponibles para poner fin a estos brotes, como por ejemplo dispositivos con ingeniería de seguridad», señala Evelyn, quien visitó las instalaciones de BD en Columbus (Nebraska), en las que se elaboran jeringas precargadas. «Juntos podemos conseguir resultados y mantenerlos.»